Background Image

Antes de la llegada de los españoles, y a pesar de que se sabe que los indígenas eran politeístas, en materia de religión se tiene muy poca información, ya que no poseían lengua escrita y los cronistas españoles no se adentraron en ella, por lo que en relación con las costumbre religiosas se hace referencia a las de los mayas, ya que por herencia, estos son los predecesores de las tribus indígenas asentadas en lo que es hoy Cartagena de Indias.

Luego de la llegada de los españoles a tierras cartageneras, el catolicismo se convirtió en la religión del lugar. El denominado Santo Oficio de la Inquisición fue creado por el Papa Gregorio IX en el año de 1233, extendiendo su acción a toda la cristiandad Europea. Hacia el año 1480, los Reyes Católicos establecieron la Inquisición en todo el reino para utilizarla como uno de los instrumentos en su estrategia para la unificación religiosa y política de la nación. El tribunal de la Inquisición de Cartagena fue establecido en 1610.

La Inquisición tenía por objeto reprimir la herejía, pues era no solo un pecado, sino un delito que atentaba contra la unidad nacional. El estado se prevenía contra los herejes procesándolos a través de la Inquisición. Entre los métodos utilizados por la Inquisición para inquirir o lograr la verdad estuvo el tormento; la confesión de faltas, obtenida por medio de la tortura era admitida en aquel tiempo.

Las penas usualmente impuestas por la Inquisición consistían en multas, confiscación de bienes, destierro, flagelación, remo en galera, vergüenza pública, prisión y muerte en la hoguera. Actuando indirectamente, por medio de verdugos, cobradores o colectores, la Inquisición fue responsable de haber enviado el último suplicio a miles de víctimas. La Inquisición Cartagenera fue suprimida a raíz de la revolución del 11 de noviembre de 1811 y la casa fue saqueada por la turbas. Había durado 201 años.

En la actualidad, la religión predominante en la ciudad de Cartagena, es el catolicismo. Cuando los españoles llegaron a la ciudad, construyeron diferentes templos que han hecho de la «Ciudad amurallada» un destino religioso a menudo visitado por diferentes feligreses de otras naciones. Algunas de las iglesias más reconocidas de la ciudad son la de San Pedro Claver, la de Santo Domingo, la de San Roque, la de la Trinidad, entre otras.

*Fuente: Wikipedia.

¡GRACIAS POR TU VISITA!
Deja tu e-mail y haz parte de Guía Cartagena
El directorio comercial y profesional de Cartagena
ENVIAR